Copyright 2014
Friday, All Rights Reserved.

Sacar Fotos desde el Kayak

19
Oct, 2020

Hoy en día sacar una foto es muy simple: basta con apretar un botón, y con los nuevos comando de voces en las cámaras como GoPro, ni siquiera eso. Pero tomar una buena foto sigue requiriendo bastante más que eso. Y si además, esa buena foto, se quiere sacar desde un kayak ¡es todo un desafío! 

En primer lugar, estás flotando con olas, viento y corriente empujándote. Mientras tanto, sostenés un equipo caro con tus manos mojadas y la pala se interpone en el camino o pretende abandonarte al menor descuido. Luego, cuando lo que querés fotografiar está en el lugar correcto, un mínimo movimiento en el agua es suficiente para sacarte a vos o al sujeto del encuadre perfecto.

En segundo lugar, está sentado en un kayak exactamente a la misma altura que tu sujeto. Habría que ser acróbata (uno valiente) pararse en el kayak y obtener un punto de vista más alto, por lo que, lamentablemente, casi todos los disparos son desde la altura de la vista sentado en el kayak y mirando hacia la proa. 

Por último, existe la preocupación obvia de mojar tu costosa cámara; un solo golpe o el vuelco de tu kayak y se acabó la peli.

Pero acá van algunos consejos para que las cosas salgan un poco mejor:

1. Movimiento del kayak:
 
No podemos hacer mucho con el sujeto que estamos fotografiando, excepto tener mucha paciencia mientras les pedimos a quien fotografías una y otra vez: “Rema un poco a tu izquierda, no, ahora rema un poco a tu derecha, ahora vení hacia mí para que la luz le de a tu kayak quede de mi lado… ” y así sucesivamente. Eso siempre y cuando sea una persona y no un animal que al mínimo movimiento de corrección tuyo decida que está más cómodo lejos de los paparazzis. Con un poco de experiencia podemos calcular la deriva para tener un poco más de tiempo de acción. 

Otra cosa que podemos hacer es buscar algo en lo que anclar. Las algas como los cachiyuyos pueden ser bastantes útiles para esto: podes agarrar algunas y meterlas en los elásticos de la cubierta. Esto al menos elimina tu propio movimiento en el proceso del disparo. Y no te olvides de practicar maniobras de desplazamiento lateral y remada hacia atrás con control, te van a facilitar mucho posicionarte 

2. Ángulo aburrido:
Si queres tener excelentes tomas no te limites a sacarlas desde tu kayak. Se pueden obtener muy buenos encuadres desde una roca o un puente muy por encima del agua mirando hacia abajo, o sumergido en el agua mientras reman hacia vos. Un teléfono es muy bueno en esto porque es liviano y hay fundas impermeables baratas. Si no te querés o podés bajar del kayak, podés probar sostener la cámara por encima de tu cabeza, cerca del agua o incluso en el agua (si tenes una carcasa impermeable, hablaremos de eso más adelante).

Otra cosa a evitar en lo posible es la “foto del rinoceronte” (imagino tu cara al estilo ¿de qué está hablando este?) Bien, imaginate un rinoceronte que siempre saca las fotos con la cámara en su cara, todas van a estar cruzadas por su cuerno ¿no? Bueno, los kayakistas hacemos lo mismo con la proa de nuestro kayak. Así que si sos lo suficientemente flexible, y tenes algo de equilibrio en tu kayak, es mejor girar el torso y mirar hacia la banda (costado) y evitar que la proa sea la protagonista de todas tus fotos, salvo que decidas incluirla como parte del ecuadre

La omnipresente proa del kayak, a veces puede ser nuestra aliada, pero tenemos que pensarlo antes de incluirla / Bajarse del kayak puede dar nuevas perspectivas

3. Mojar todo!
Hay algunas formas en las que podés intentar mantener seco el equipo de fotografía. Una caja estanca tipo Pelican atada a la parte delantera o trasera de tu cubierta es una opción impermeable y a prueba de bombas para un equipo reflex. El problema con las cajas Pelican es que son grandes, voluminosas, caras y difíciles de abrir. Mientras estás luchando para abrir la caja te podés perder varios disparos. Por eso muchos eligen sacrificar posibilidades y calidad llevando alguna camarita resistente al agua más pequeña (algunas disparan en RAW), o achicar todo el equipo con una cámara micro cuatro tercios. Finalmente si vas equipado como un profesional y querés que tu reflex esté accesible y no se moje, especialmente si intentas disparar en algún lugar en condiciones de agua movida, entonces tendrías que usar una carcasa sumergible. Este no es el equipo más barato, pero hay bolsas impermeables con cristales para colocar el lente, son un poco engorrosas, pero ideales para disparar a la mitad del agua o en condiciones difíciles donde vas poder relajarte sabiendo que tu cámara no se va a dar un baño salado.

Fotos desde el kayak
Nipi experimentando una perspectiva un poco más húmeda para Benegas Brother Productions. En la cubierta la caja estanca del equipo.

Si tu cámara o lentes no resisten salpicaduras (la mayoría de las reflex profesionales lo hacen)  un buen consejo es llevar una toalla de microfibra en algún lugar seco del chaleco para secarse las manos antes de agarrar el equipo. Nunca la guardes con la cámara, el calor del sol sobre el estuche puede hacer que, con la toalla mojada, la humedad sea mayor a la que es capaz de resistir el equipo y condense adentro cuando la temperatura baje (¡Ya arruiné una cámara así!)

4. Facilidad de acceso:
Un truco que uso, y que copié de a un amigo, para acceder fácilmente a la cámara es remar con la cámara en una bolsa estanca (mejor si es acolchada) atada en algún lugar del chaleco o en la cubierta. Mientras que en la caja estanca se pueden llevar los lentes adicionales. Un buen lugar para cambiarlos es dentro del cockpit (abriendo  el cubre antes de agarrar la cámara) ya que es una maniobra que, con las manos húmedas, puede terminar con el lente haciendo sapito en la cubierta para irse finalmente a pique.

Si fijamos bien la bolsa estanca para que no oscile  y las condiciones son tranquilas (y tenes un poco de valentía) podés remar con la bolsa semi abierta, es decir prendida pero sin doblar. Esto te permite un acceso más rápido a la cámara cuando hay un animal o un momento especial donde la velocidad es esencial. Sí, hay riesgo, tenés que valorarlo todo el tiempo, y si las condiciones se ponen más difíciles o no tenes pensado sacar fotos por el momento, simplemente plegas bien la bolsa y la cerrás.

5. Configurar correctamente la cámara. Este punto puede dar combustible para el debate. Depende mucho de la experiencia que tengas y la rapidez con que manejes tu cámara. Así que voy comentar sólo mi elección sin pretender que esto sea para todo el mundo:

Fotografia desde el kayakv

Mientras cargo la cámara la llevo siempre en el programa inteligente “Deporte” (llueven tomates de lxs puristas!) Esperen que me explique: demasiado tiempo pierdo en sacar la cámara del estuche como para que, ya dispuesto a disparar, comprobar que la velocidad era muy baja, el ISO insuficiente y empezar hacer los ajustes (recuerden que todo se mueve al menos el doble, que las manos pueden estar húmedas, que el cormorán va a salir volando en cualquier momento, etc.). Con el modo “deporte” me aseguro que el primer disparo va a salir al menos pasable. Si hay posibilidad de un segundo disparo podré compensar la exposición y elegir a conciencia el punto de enfoque. Y si la foto lo amerita, y las condiciones lo permiten, en un tercer disparo ya paso a un modo manual o de prioridad y ahí ajusto todo más finamente. Finalmente siempre saco en RAW, esto es porque soy de sacar pocas fotos y me gusta poder tener más posibilidades de edición.


6. Elegir el kayak adecuado para la fotografía:
El kayak correcto en estos casos depende en gran medida de tu capacidad de remo, tu tamaño, lo que vas a fotografiar y donde. Generalmente un kayak más ancho y plano, como nuestro CRONOX va a hacer que te olvides que estás sobre el agua. Si tenés un poco más de experiencia un Millalobo es perfecto, te permiten soltar la pala en cualquier condición sin sacrificar todas las posibilidades técnicas que este kayak te brinda. 

El CRONOX es practicamente una plataforma para fotografía.
kayak capitan joy
El Millalobo es estable y además muy maniobrable.

Notas Recientes

Sekg o Timón, esa es la cuestión.
Sekg o Timón, esa es la cuestión.

Vamos a tratar de aportar algunos datos, tan parciales como la propia experiencia, con el fin de ayudar a nuestros

¿Dónde llevar la bomba de achique en tu kayak?
¿Dónde llevar la bomba de achique en tu kayak?

La siguiente entrada es nuestra traducción de la nota «Where to keep your kayak pump?» escrita por Bryan Hansel cuyo

Sacar Fotos desde el Kayak
Sacar Fotos desde el Kayak

Hoy en día sacar una foto es muy simple: basta con apretar un botón, y con los nuevos comando de

14 Preguntas y Respuestas sobre el uso de la vela
14 Preguntas y Respuestas sobre el uso de la vela

1. ¿Por qué tendría que ponerle una vela en mi kayak? La razón número uno es porque navegar con vela

“El fondo de un río que desemboca en el Paraná tiene más glifosato que un campo de soja”
“El fondo de un río que desemboca en el Paraná tiene más glifosato que un campo de soja”

* La siguiente es una réplica de la nota publicada por Manuel Casado originalmente en foroambiental.net Un estudio del Conicet

Abrir chat