14 Preguntas y Respuestas sobre el uso de la vela

28
Feb, 2020

1. ¿Por qué tendría que ponerle una vela en mi kayak?

La razón número uno es porque navegar con vela en un kayak es muy divertido! Pero hay varias razones más: por que vas más rápido y se requiere menos esfuerzo para salvar la misma distancia que sólo remando, y esto también aumenta la seguridad en una travesía,  porque es relajante dejarse llevar y necesario en caso de una lesión, porque se aprenden nuevas habilidades, y un largo etcétera. La mayoría de los que instalamos una vela en nuestros kayaks queremos usarla cada vez que salimos a remar y empezamos a buscar el viento en lugar de intentar evitarlo.

2. ¿Es muy difícil usar una vela?

La respuesta corta es que es fácil. Cualquier persona que se siente cómoda en su kayak puede empezar a navegar con una vela inmediatamente. Comparado con el windsurf es pan comido. Pero a medida que aumenta la intensidad del viento se vuelve más desafiante. 

3. ¿La vela puede ser una molestia a la hora de remar?

En el lugar en que recomendamos instalar la vela y los accesorios no generan ningún inconveniente a la hora de remar o realizar otras maniobras con la pala.

4. ¿Y qué pasa si no tengo ningún conocimiento de navegación con velas?

La mayoría de las personas que se inician en el kayak con vela no tienen ninguna experiencia de navegación a vela antes de comenzar ¡Pero igual navegan bien! 

Cualquiera que se sienta cómodo en el kayak va a poder usar una vela. Generalmente elegimos empezar navegando a favor del viento (con viento en popa) y luego comenzamos a experimentar con vientos en otras direcciones. En condiciones razonables, alguien que no tiene ninguna experiencia puede empezar a ceñir (ir casi en contra del viento) dentro de los primeros 30 minutos de su primera vez con una vela.

Podría asegurar que es preferible ser un kayakista experimentado para empezar con la vela, que un patrón de velero que no nunca se sentó en un kayak. Esto es porque el kayakista experimentado manejará un par de conceptos simples en lo que respecta al uso del kayak que le brindará aproximadamente el 80% del conocimiento necesario para la navegación con vela en kayak. La experiencia de navegación a vela tradicional proporciona un pequeño beneficio en términos de conocer la jerga y los ajustes de precisión, pero no es un requisito. 

Sólo tendrías que tener en cuenta que:

# 1 – Cuando el viento esté a tu espalda, tenés que dejar que la botavara salga al costado del kayak para que la vela atrape la mayor cantidad de viento posible.

# 2 – Cuando quieras remar casi contra el viento (ceñir), tenes que tirar (cazar) bien de la escota, para traer la botavara hasta alinearla con en el largo del kayak (eje de crujía). Por supuesto, se debe recordar que ningún velero puede navegar directamente contra el viento, ni siquiera los barcos más avanzados de la Copa América pueden. Un poco de experiencia te dice cuándo la vela está más allá de sus capacidades de viento en ceñida.

# 3 – Hay que mantener siempre la vela en la posición correcta para que esté llena de aire y no se agite o tenga remolinos, si pasa esto, significa que la presión del aire está llegando al lado equivocado de la vela.

Después de algunas salidas, alquien que no es marinero ya maneja mucho más técnicas que estas.

Igualmente, antes de empezar, tomate 5 minutos para saber cómo soltar tu vela rápidamente y poder quitarle todo el poder de tracción rápidamente en caso que sea necesario.

5. ¿Qué tipo de kayak puede usarse con vela?

Cualquier kayak o incluso canoa, se puede utilizar para navegar a vela: ancho, finito, corto, largo, sit-on-top, sit-in, kayak de travesía, kayaks recreativos, de plástico, de madera o de fibra de vidrio, todo le viene bien a nuestra vela. Bueno, siempre hay una excepción: en los kayaks inflables o en los packraft puede ser un poco difícil montarla y en caso de lograr hacerlo sólo navegan bien con vientos francos.

Recordá que nuestro Millalobo 2, ya viene con todos los accesorios instalados (y sellados) en fábrica de manera que la vela pueda instalarse sin hacer ningún agujero.

6. ¿Como bajo la vela sin salir del kayak?

La vela Ayris es muy facil de bajar (arriar) mientras estás navegando. Simplemente tenés que sacar el cabo de driza de su mordaza y la vela va a caer hacia vos, luego juntás la vela y la fijás junto a la botavara con el cabo elástico con gancho que te proveemos. Esto toma unos segundos. Para subirla (adrizarla) simplemente soltás el gancho que sostiene la vela en la cubierta y tirás de la driza, cuando esté en su posición ponés la driza en su mordaza y ya podés navegar!

Te recomendamos  practicar esto en tierra, no vas a necesitar más de un minuto para entender cómo funciona.

7. Cuando sopla un viento fuerte desde un lado ¿Es muy difícil manejar la fuerza que tiende a volcarme?

Cada persona tiene un nivel de viento máximo que puede manejar de manera segura. Así que la respuesta es: si. Pero con práctica, el rango de viento en el que te sentís cómodo puede incrementarse bastante.

8. ¿Con qué velocidad de viento puedo navegar con vela en mi kayak?

Como en otros aspectos de la actividad aquí tenés que ejercitar el buen juicio y decidir qué es lo razonable para vos. Si el viento te hace sentir inseguro o insegura, vas a ser más felíz bajando la vela y esperando que el viento calme. Para que tengas una idea, la mayoría de las personas se sienten seguras con vientos de hasta 10 nudos (18,5 km/h) y quizá un poco más. Pero las ya tienen más experiencia pueden manejar muy bien vientos de 22 nudos (40 km/h). Si estás en un lugar seguro, conoces maniobras de auto-rescate y estás en compañía de personas capacitadas podés probar extender tu límite. 

Las velas Ayris fueron testeadas con vientos superiores. Así que cuando te sientas con control recordá que a más viento, más diversión 🙂 

kayak y vela
Navegando el lago Vintter con 22 nudos de viento con una vela Ayris

9. ¿Cómo hago para no volcar? ¿La vela me puede golpear?

Si superás tus límites, van a aumentar las posibilidades de volcar. Si permanecés en situaciones relativamente tranquilas donde te sientas bien, vas a estar del lado seco de la vida. La mayoría de las personas que no reman habitualmente piensan que los kayaks son propensos a volcarse y al igual que un kayak puede volcar simplemente remando, también lo puede hacer con una vela. En la práctica, la mayoría de los que usan una vela en el kayak superan esta preocupación muy rápido. Pero si una vez que estás navegando sentís que el viento está a un nivel que puede causar un vuelco, basta con rozar la superficie del agua con el dorso de la pala para convertirla en un estabilizador muy efectivo (apoyo bajo). Por otro lado, en cualquier momento podés quitarle la potencia a la vela dejándola que flamee suelta al viento al soltar la escota de la mordaza. Sólo es probable vuelques cuando usas la vela en condiciones que exceden tus habilidades. Si te lo tomas con calma hasta que te des cuenta cómo se siente usar una vela, puedes evitar volcar.

Igualmente, si el viento es más fuerte, aquí hay algunas cosas que podés hacer para evitar volcar.

  • Incliná tu peso contra el viento. ¡Esta es la mejor forma de mantenerse seco! No toma mucho tiempo hacer de esto una reacción instintiva.
  • Usa tu pala como apoyo. Una vez que te estés moviendo, puedes apoyar el dorso de tu pala sobre el agua y dejar que se deslice sobre la superficie.
  • Cuando no tengas velocidad, no levantes la vela en una posición en la que toda su fuerza te empuje hacia un costado. Asegurate de que la escota esté suelta para que la botavara quede libre al viento.
  • Usá el buen juicio. Si no estás seguro de tus habilidades, entonces rema sin una vela hasta ganar confianza.

Práctica con la vela en el patio de tu casa y con poco viento antes de meterte al agua con un viento fuerte.

10. ¿Y qué hago si vuelco?

Te recuperás como lo harías si no tuvieses una vela. Asumiendo que no podés rollar tu kayak (rollar con vela es posible soltando la escota y la driza) y tenés que hacer un reingreso nadando, en lo posible antes deberías bajar el mástil y amarrarlo en cubierta.

Sin embargo, antes de salir a remar, con vela o sin ella, hay que pensar que todo se puede complicar y estar seguro que vas a poder manejar cualquier cosa que pase (y se te ocurra). Por eso es importante contar con asistencia o tener bien practicadas las técnicas de autorescate en situaciones más complicadas que las que tenés pronosticadas, recordá que en la pileta o en el mar calmo siempre salen fácil pero puede que en una situación de riesgo no sea tan simple. Es una buena idea remar con kayakistas más experimentados que vos para aprender de ellas o ellos y hacer cursos certificados.

11. Cómo dirijo mi kayak mientras uso la vela?

Con un poco de prueba y error te vas a dar cuenta que dirigir un kayak a vela es muy fácil y vas a terminar haciéndolo sin tener que pensarlo. Es muy parecido a dirigir un kayak sin vela. La manera más eficiente de hacerlo mientras estás navegando es remando del lado contrario al que te querés dirigir y si eso no alcanza podés abrir más la pala y hacer un giro por barrido. Generalmente eso alcanza para corregir, pero si querés tener más opciones acá van:

  • Escorar el kayak (inclinarse) a favor del viento para girar contra el viento o escorar contra el viento para girar a favor del viento. Suena a trabalenguas, pero es lo mismo que girar por escora sin vela, pero en este caso es mucho más efectivo. Al escorar a favor del viento se reduce la fuerza lateral sobre la vela y también aumenta la resistencia lateral en la proa. Inclinarse contra el viento aumenta la fuerza lateral sobre la vela y reduce la resistencia lateral en la proa. 
  • Incliná tu cuerpo hacia proa para girar contra el viento o inclinate hacia popa para girar a favor del viento. Este método no es muy poderoso, pero puede ser una ayuda a otras técnicas de giro.
    Si tenés skeg, bajalo para girar a favor del viento y subilo para girar contra el viento.
  • Un amplio barrido hacia adelante es una buena herramienta para girar tu kayak e incluso va a hacer que aumentes tu velocidad.
    Timón de proa o timón de popa, siempre se pueden usar cuando se tiene buena velocidad, incluso puede pasarse rápidamente a un apoyo si una racha nos desestabiliza.
  • Filar la vela, soltando la escota un poco, hace que el kayak gire contra el viento, mientras que cazarla, tirando de la escota, hace que se gire viento abajo.
  • Si tenés un timón también podés usarlo. Los timones están bien para una navegación bien relajada, pero no son necesarios.
    Usar una remada hacia atrás es lo último que recomendamos, pero funciona, especialmente para girar viento a favor.

Con práctica los giros se vuelven naturales y podés usar una combinación de los métodos descritos para cambiar el balance de tu kayak y girarlo.

Una cuestión que tiene que ver con la dirección de tu kayak es el ajuste que hagas con la carga. Este puede hacer que tenga tendencia a seguir el curso, girar viento abajo o viento arriba. En el caso ideal, el centro de la resistencia lateral bajo la línea de flotación corresponde con el centro fuerzas de empuje arriba de la línea de flotación. Cuando ambos están en el mismo lugar, el kayak tiende a seguir el curso que le diste. Pero si tu popa está más pesada, se hunde más y mueve el centro de resistencia lateral hacia atrás. Este ajuste es algo que cambia constantemente pero a medida que tengas experiencia vas a poder usar algunos trucos para ajustar la carga de tu kayak a tu favor. Si no tenés problemas de ajuste -por ejemplo te basta con corregirlo con un skeg- o directamente no te importa podés ignorar todo lo que sigue: Si estás usando la vela y llevando algún tipo de equipamiento, es conveniente ponerlo hacia la proa. Si la carga es pesada, poné un poco más en el el tambucho de proa que lo que harías en caso de no tener la vela. Este peso en la parte de adelante va a desplazar el centro de resistencia lateral hacia la proa, es decir que va a quedarse más “fija” lateralmente en el agua que la popa. En general siempre necesitás más peso (sólo un poco) en la proa que en la popa cuando remas con vela.

Tener un skeg es una gran herramienta para cambiar el centro de resistencia lateral, es exactamente para lo fue diseñado. Si tu kayak está bien balanceado y navegando con rumbo constante, dejá el skeg donde está. Pero si tu kayak tiende a girar hacia donde viene el viento (se “vuela” la popa) entonces baja el skeg un poco hasta corregirlo. De lo contrario, si se gira a favor del viento (se “vuela” la proa) subí el skeg.

Podés usar tu cuerpo para cambiar el balance, esto funciona como mover carga hacia proa o hacia popa, tal como comenté antes.

Usá la velocidad como ayuda: cuando navegás rápido la presión en tu proa crea mucha resistencia y el centro lateral de resistencia se mueve hacia adelante y, como adivinas, esto hace que el kayak gire hacia el viento. Cuando vas lento.. todo lo contrario.

12. ¿Necesito un timón para navegar con vela?

El timón no es para nada necesario para dirigir un kayak con vela. Están bien para empezar sin complicaciones, pero podés tener mucha más eficiencia utilizando otros métodos. Acá hay una demostración que podés hacer,  si por lado usas un timón para intentar girar, pero por otro haces una buen barrido con la pala en la otra dirección, vas a girar en la dirección que indicó el barrido que hiciste con la pala, no en la dirección del timón. Hay muchas maneras de dirigir tu kayak sin timón, sin embargo en kayaks largos como el Millalobo 2 está bueno tener un timón o skeg para tener un mejor control sobre la tendencia que pueden tener de cruzarse al viento de popa. 

13. ¿Es necesario agregar flotadores al kayak?

Con el tamaño de nuestra vela Airys 0.85, no es necesario, ya que está pensada para kayaks normales y no necesitan más que alguien que reme. La idea que rige el diseño de este tipo de velas es modificar lo menos posible tu kayak y tu forma de remar. Podés usar flotadores, pero no son necesarios, además son caros, incómodos, afectan tu forma de remar y tu velocidad..

14. ¿Si instalo la vela en la parte de adelante de mi kayak, la proa va girar a favor del viento?

La respuesta rápida es la siguiente: podés instalar la vela bien adelante y no preocuparte porque tu proa tienda a irse a favor del viento. Porque la verdad es que prácticamente el único buen lugar para instalar la vela en un kayak es en la parte de adelante.

Ahora la respuesta detallada:

Un pensamiento típico que suelen tener los principiantes respecto a la navegación con kayak y vela es que, al instalarla en la parte de adelante del kayak, la proa va a tender a irse a favor del viento. Cuando la vela está en esa posición en un kayak que no tiene movimiento, esa idea es parcialmente cierta, pero es un poco menos cierta cuando el bote empieza a moverse. Mientras más velocidad se alcanza menos se verifica esta hipótesis ya que los cascos de los kayaks están diseñados justamente para seguir un rumbo en línea recta y naturalmente compensan una gran parte de las fuerzas laterales a medida que ganan velocidad. Esto es excelente para la navegación con vela.

Cuando el kayak está navegando, el único momento en que tu proa se vuela a favor del viento es cuando apuntas la proa hacia a favor del viento voluntariamente 🙂 En realidad una vez que el kayak está navegando empujado por la vela ¡la proa tiende a ir en contra del viento! Esto es porque el casco, al “cortar” el agua, genera una presión que aumenta a medida que la velocidad también lo hace. Una vez que el kayak se está moviendo a una velocidad suficiente la presión que sostiene la proa contra el desplazamiento lateral es más grande  comparada con la presión en la popa del kayak. En otras palabras, la proa tiene mayor resistencia lateral que la popa y el centro de resistencia lateral se desplaza hacia adelante. Entonces la proa queda sólidamente anclada en su lugar (laterlamente). Esto hace que el kayak tienda a girar contra el viento. Esta tendencia aumenta a medida que navegás más rápido y se verifica tanto con vela como sin ella. Justamente esta tendencia puede ser muy molesta algunas veces, pero es muy útil para la navegación con vela cuando el mejor lugar para poner una vela en un kayak es cerca de la proa.

Un ala correctamente diseñada va a producir un empuje hacia hacia adelante cuanto el aire pasa a través de ella, convirtiendo así la fuerza lateral en propulsión. Esto significa que la vela Ayris va a crear mucho menos fuerza lateral de la que crees pero si una sorprendente propulsión hacia adelante.

Este mito de creer que el casco del kayak se va a “volar” viento a bajo tiene sus raíces en la mecánica típica de veleros. Pero los cascos de los veleros son muy diferentes a los de los kayaks, los primeros están diseñados para tener la mayor eficiencia posible, dejando de lado otros factores: cuando el viento es poco la resistencia tiene que ser mínima. En un kayak, siempre está la potencia de remo, por lo que la máxima eficiencia para navegación con vela no es un objetivo más fuerte que los demás factores. Un casco típico de velero se va a mover mucho de lado sin una quilla o quillote central. Si observás el fondo del casco  de un velero típico, es obvio por qué es necesaria una quilla para evitar que el bote se deslice de costado, al contrario de lo que pasa con el casco de un kayak. Una manera de comprobar esto es comparar estos dos casos: un kayak es remolcado hacia adelante y otro kayak hacia el costado, claramente el que es remolcado hacia el costado va a presentar muchísima más resistencia que el primero.

kayak con vela
Millalobo 2 con vela Ayris 0.85m2

Notas Recientes

14 Preguntas y Respuestas sobre el uso de la vela
14 Preguntas y Respuestas sobre el uso de la vela

1. ¿Por qué tendría que ponerle una vela en mi kayak? La razón número uno es porque navegar con vela

“El fondo de un río que desemboca en el Paraná tiene más glifosato que un campo de soja”
“El fondo de un río que desemboca en el Paraná tiene más glifosato que un campo de soja”

* La siguiente es una réplica de la nota publicada por Manuel Casado originalmente en foroambiental.net Un estudio del Conicet

Remada Por los Ríos
Remada Por los Ríos

El siguente texto fue redactado por el grupo de kayakistas, ambientalistas e investigadores que conforma y organiza la «Remada por

Travesía Los Altares – Las Plumas
Travesía Los Altares – Las Plumas

Esta es la bitácora de Julián Huenuleufu de su travesía en kayak por el Río Chubut desde Los Altares hasta Las Plumas.

63 días en solitario, la odisea de Ed Gillet
63 días en solitario, la odisea de Ed Gillet

La siguiente es una traducción de la nota “Ed Gillet’s 63 Day Solo Odyssey”  escrita por Neil Schulman para Adventure

Abrir chat