Copyright 2014
Friday, All Rights Reserved.

Sekg o Timón, esa es la cuestión.

06
Ene, 2021

Vamos a tratar de aportar algunos datos, tan parciales como la propia experiencia, con el fin de ayudar a nuestros clientes y amigos a decidir entre pedir su kayak con timón o skeg. Y si no tenés pensado comprar un kayak de Capitán Joy, esto igualmente puede servirte. Así que empecemos por el principio:

¿Qué es un timón?

Se trata de una aleta ubicada al final de la popa que puede ser bajada o izada cuando no se usa. En el sistema que instalamos en nuestros kayaks y que nos fabrica Scorpius esto se realiza tirando con la mano un cabo que recorre la banda desde popa hasta el cockpit. Esta aleta, cuando está en posición de uso, pivota en un eje y desvía el flujo de agua cambiando el curso del kayak en movimiento. Este giro se comanda mediante pedales individuales dentro del cockpit que están conectados por un cabo Dynema con la aleta. Así el kayak puede ser dirigido usando sólo un pie.

¿Qué es un skeg?

El sistema de skeg de Scorpius que instalamos en nuestros kayak, se caracteriza por una aleta que está ubicada bajo el kayak a unos cuantos centímetros de la popa. Esta aleta tiene la posibilidad de subir y bajar gradualmente. Mientras está replegada se aloja en una caja estanca dentro del tambucho de popa. Este movimiento se controla mediante un deslizador ubicado al costado del cockpit, el que se conecta mediante un cable de plástico con alma de acero con el skeg. Este deslizador tiene la posibilidad de “trabar” el skeg en distintas alturas. La principal diferencia con el timón es que el skeg solo se mueve de arriba a abajo, es decir, no gira como hace el timón.

¿Para qué quiero un skeg o un timón en mi kayak?

Cuando remamos un kayak hacia adelante, se forma una ola en la proa (parte delantera) por el agua que choca contra el kayak. Mientras más rápido avanzamos más grande es la ola en la que se clava la proa, dejando una estela con forma de V (vista desde arriba). El efecto que produce es que la parte frontal del kayak se mantiene “clavada” en el agua, trabada por el vértice de esa ola con forma de V. Mientras que la popa (la parte trasera) tiene la posibilidad de deslizarse (el en espacio superior de esa V). No recuerdo donde, pero hace un tiempo leí la siguiente comparación y no se me olvidó más: la proa es como un cuchillo clavándose en la manteca y la popa como una cuchara resbalando; así lo recuerdo cada desayuno 😉 Todo muy rico, pero ¿de qué te sirve saber esto? Analicemos la siguiente situación.

Supongamos que estás remando un día ventoso y que el viento te pega en tu flanco derecho (de través a estribor). Este va tratar de desplazar todo tu kayak hacia la izquierda. Si además estás remando hacia adelante con cierta velocidad, es decir mientras tu proa se clava en el agua y tu popa flota libremente (V), el kayak va a tender a girar, ya que la popa se va a “volar” con el viento y la proa va a seguir prácticamente quieta respecto a la dirección del viento. Es un efecto veleta y si no haces nada para corregirlo vas a terminar mirando al viento con cara de debería-estar-mirando-Netflix. Y si en cambio, intentás corregir ese giro en condiciones de viento fuerte, durante mucho tiempo, puede ser cansador y frustrante, incluso podés lesionarte. Esto es porque la primera opción para lidiar con es hacer barridos de giro del lado en que viene el viento, claro que es una estrategia poco elegante y que te vas a cansar muy rápido.

Otra opción es escorar (cantear) el kayak hacia el viento, nuestro Millalobo y algunos otros kayaks más tienen una geometría de casco tal que al escorarlo, la obra húmeda, es decir el volumen que está en contacto con el agua, toma una forma de C que hace el kayak gire en la dirección opuesta a la inclinación. Esta técnica para contrarrestar el efecto veleta puede funcionar en cascos que realmente tengan buena respuesta a la escora. Sin embargo, al escorar un kayak tu columna vertebral forma una J (¡qué bueno que tenemos muchas letras para ilustrar esta nota!) es decir tu cadera está inclinada y la columna superior recta para mantener el equilibrio. Más allá que los kayaks diseñados con estas características siguen siendo estables cuando están escorados, mantener esa posición por 3 horas, como se imaginaran, puede mandarnos derecho al Diclofenac más que a la cerveza al final del día. Igualmente mientras escoras también podrías hacer unos barridos con la pala para girar y, si además los hacés en el momento exacto en que tu cockpit pasa por la cresta de una olita, puede ser un giro eficiente aunque desgastante a la larga.

Finalmente podrías elegir un kayak cuyo casco termine en forma de entrequilla (keelson o algunos les llaman skeg también, pero no es al que me refiero en esta nota), es decir una popa “afilada”. Los kayaks groenlandeses generalmente la tienen y los “tradicionales” diseños de kayak de travesía también (primeros Yamana de SDK, el Franky de Weir, los primeros Nordkap, etc.. ). Esta popa afilada aporta resistencia al empuje del viento pero hace que el kayak sea más difícil de maniobrar en condiciones normales si no tenes mucha maña. Entonces lo que muchos necesitamos sería algo que aporte el mismo efecto que esta popa afilada pero que podamos sacar cuando no la necesitemos para tener una máxima maniobrabilidad.. y justamente esta es la forma en que funciona el skeg.

Volvamos a la situación de viento por través en la que tu proa se quedaba “clavada” en el agua al avanzar y la popa se “volaba” viento abajo, por lo que rápidamente quedabas con la cara al viento como una veleta. Entonces si tenes, por ejemplo un Millalobo con skeg, decidís bajarlo unos 3 centímetros, rápidamente sentís que la popa ahora ofrece más resistencia al barrido del viento, pero que todavía no es suficiente y tu kayak sigue girando hacia el viento. Entonces lo bajás completamente, pongamos que son 10 cm, ahora tu popa tiene más resistencia que la proa y el efecto es el contrario, se vuela la proa y tendés a quedar de espaldas al viento. Te das cuenta que te pasaste y volvés a subirlo de manera que quede a la mitad, 5cm en el agua, ahora si: el kayak sigue el rumbo perfectamente, está en equilibrio o correctamente trimado ya que la resistencia lateral que ofrece la proa al clavarse en la ola que genera al avanzar (V) es igual a la que genera el skeg.. BINGO! Ya solo tenés que pensar en qué tambucho guardaste la cerveza que vas a abrir cuando llegues. 

Aunque antes profundicemos un poco más. Es importante entender que el skeg no es un dispositivo on/off sino que es un elemento de corrección incremental. Si el viento fuese de popa, seguramente deberías desplagar todo el skeg. Entonces concluimos que el uso de skeg sólo tiene sentido en un día de viento o en aguas con corrientes constantes en las que sea necesario corregir el balance de resistencias laterales del kayak. No podés hacer que el kayak gire con el skeg, esa es la distinción más importante entre skeg y timón (Bueno, con una vela si se podría, pero es otra historia)

Ahora vamos a considerar la misma situación pero contando con un timón en el kayak: el viento de traves sigue molestando y haciendo que tu popa se vuele mientras la proa sigue clavada en la dirección de avance, entonces decidís bajar la aleta del timón y, accionando la pedalera con tu pie, ajustas la posición de la aleta hasta que tu kayak gire y corrija su rumbo.

Tanto el skeg como el timón, se estarían usando para compensar la fuerza del viento

En esta situación, en ambos casos, tanto el skeg como el timón, se estarían usando para compensar la fuerza del viento. Mientras más largo sea el kayak, mayor va a ser la diferencia de arrastre entre popa y proa creada por el viento (es por esto que los kayaks cortos no necesitan ningún dispositivo). Un timón deflecta el agua en una dirección particular causando que el kayak gire mientras que un skeg crea resistencia al desplazamiento lateral de la popa haciendo que el kayak navegue recto. Está claro que el kayak tiene que tener cierta velocidad para que el timón haga su trabajo.

En mi opinión, generalmente el timón debería ser usado para corregir el rumbo del kayak en esas situaciones de viento, no para girar ya que para esto contamos con una batería de técnicas de remado y el escorado en los kayaks que reaccionen a este. Pero acá es donde empieza la polémica. Hasta la corrección de rumbo en situación de viento estábamos todos de acuerdo, aunque mientras algunos afirman que el uso del timón es la manera más eficiente de hacer girar un kayak, ya que no es necesario alterar la cadencia de remado ni la posición del cuerpo, otros refutan argumentando que cansa los pies, que la aleta genera resistencia al avance y que te volves adicto al timón. Pero acá viene a poner orden el glorioso “depende, todo depende” ¿Y de qué depende? De la forma del kayak y tus gustos, fin de la discusión ¡Brindemos juntos, que Capitan Joy paga la ronda

¿Pero por qué algunos usan timón y otros skeg?

Algunos kayaks de mar o travesía tienen un marcado tracking (es decir esa capacidad de seguir el rumbo sople quien sople), son cascos con muy poco rocker (= banana) y que generalmente no alteran demasiado su geometría al escorarse, por lo que no son particularmente maniobrables. En estos kayaks el timón es un gran aliado a la hora de maniobrar.

Por otro lado están los kayaks muy maniobrables con cascos con mucho rocker y que presentan una geometría muy variable en la escora, haciendo que respondan rápidamente con un cambio de rumbo a la mínima inclinación. Estos kayaks generalmente traen un skeg para mantener su maniobrabilidad en la mayoría de las situaciones (skeg replegado) pero poder seguir su rumbo en situaciones de viento (skeg parcial o totalmente desplegado).

Sin embargo en un kayak multipropósito como el Millalobo, no todo es blanco o negro. En ese caso nosotros recomendamos el skeg, ya que el casco tiene bastante rocker y responde muy bien a la escora. Pero eso no significa que no pueda ser dirigido con un timón, si no que puede ser dirigido fácilmente de otras maneras y el timón sería redundante en las maniobras de giro (solo sería útil en correcciones en caso de viento, como el skeg). Pero como cada sistema también tiene sus desventajas comienzan los grises y ya la decisión se torna más personal.

Entonces ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de cada sistema?

Ventajas del Skeg
  • Menos partes que se mueven significan menos cosas se puedan romper y más que se pueden reparar.
  • No hay nada en cubierta, como una aleta de timón replegada, que sea arrastrada por el viento, que interfiera cuando queremos vaciar el cockpit apoyando la popa en el suelo, o que se rompa en algún revolcón en la costa.
  • Como la pedalera es fija, aporta un apoyo firme para los pies.
  • Presenta menos resistencia al avance que un timón.
  • Una vez desplegado es muy difícil que la aleta quede fuera del agua en un ola, por lo que su efecto es prácticamente constante.
Desventajas del Skeg
  • No importa de qué tamaño sea el espacio entre la aleta y la caja que lo contiene, siempre hay una piedra que puede entrar y trabarla, por lo que antes de dejar la costa hay que chequear que suba y baje. 
  • Instalar un skeg en un kayak requiere un poco más de trabajo.
  • Ocupa un poco lugar en el tambucho trasero.
  • No se puede dirigir el kayak utilizando solo el skeg. 
  • Es menos intuitivo de usar.
Ventajas del Timón
  • Son muy simples de entender y usar para los principiantes.
  • Pueden ser usados también para dirigir.
  • En kayaks dobles generalmente son imprescindibles, ya que son más difíciles de maniobrar por su gran eslora.
  • No utiliza espacio en el tambucho.
  • Permite remar hacia adelante constantemente sin cambiar la cadencia de remado, ni escorar el kayak, esto es muy importante en competencias y en aguas que están minadas de obstáculos como hielo o rocas.
  • Es muy útil para hacer ferry en corrientes fuertes.
Desventajas del Timón
  • El sistema es más delicado y complejo que el skeg.
  • Puede hacer que los principiantes nunca desarrollen técnicas para maniobrar correctamente un kayak.
  • Algunos sistemas no permiten un apoyo firme del pie en la pedalera aunque no se esté accionando el timón. Sin embargo el sistema de timón Scorpius con los que cuentan los Capitan Joy no sucede esto, ya que tiene una parte fija donde apoyar los pies cuando no se acciona el pedal. Pero, en todos los casos, al momento de accionar el timón, el pie que lo hace no se encuentra en una posición correcta para un apoyo firme y tampoco es completo el contacto en la muslera de esa pierna. Nada de qué preocuparnos en aguas tranquilas.
  • Al intentar vaciar el cockpit girando kayak con la popa apoyada en el suelo, podría romperse la aleta.
  • Puede ser desgastante estar presionando un con un pie mucho tiempo para corregir el rumbo en situaciones de viento, aunque podría ajustarse para que quede fijo en un ángulo de giro. Y si la ola de viento es de popa los movimientos podrían ser alternados (al subir y bajar la ola) y hacer esto de manera repetitiva puede ser molesto.

¿Y a qué conclusiones llegamos con todo esto?

Lo más importante a retener es que tanto un skeg como un timón aportan beneficios en un kayak de travesía. Mientras más largo es el kayak más importante es tener algo que nos ayude a mantener el rumbo en condiciones de viento. Luego hay que recordar que algunos kayaks están diseñados para tener un timón mientras que otros los están para llevar skeg. Pero si tu kayak está diseñado para skeg ¡no significa que no pueda tener un timón! Y aquí entra en juego el análisis de las ventajas y desventajas de cada sistema. Esperamos haber aclarado un poco más el panorama, por suerte no todo es una grieta 😉

Si tenés un kayak sin ningún sistema y el viento, no solo te vuela la gorra, sino también la popa, podés pasar por nuestra tienda y chequear el kit de timón que viene con todo lo necesario para instalar en tu kayak.

foto de kit de timón para kayak

Notas Recientes

Sekg o Timón, esa es la cuestión.
Sekg o Timón, esa es la cuestión.

Vamos a tratar de aportar algunos datos, tan parciales como la propia experiencia, con el fin de ayudar a nuestros

¿Dónde llevar la bomba de achique en tu kayak?
¿Dónde llevar la bomba de achique en tu kayak?

La siguiente entrada es nuestra traducción de la nota «Where to keep your kayak pump?» escrita por Bryan Hansel cuyo

Sacar Fotos desde el Kayak
Sacar Fotos desde el Kayak

Hoy en día sacar una foto es muy simple: basta con apretar un botón, y con los nuevos comando de

14 Preguntas y Respuestas sobre el uso de la vela
14 Preguntas y Respuestas sobre el uso de la vela

1. ¿Por qué tendría que ponerle una vela en mi kayak? La razón número uno es porque navegar con vela

“El fondo de un río que desemboca en el Paraná tiene más glifosato que un campo de soja”
“El fondo de un río que desemboca en el Paraná tiene más glifosato que un campo de soja”

* La siguiente es una réplica de la nota publicada por Manuel Casado originalmente en foroambiental.net Un estudio del Conicet

Abrir chat